No es que nos fascine la acuarela, más bien nos apasiona. Nos hemos quedado enganchados a ella como a un amor imprescindible. Por ello, la estudiamos y nos acercamos paso a paso todos las mañanas de lunes y miércoles, sintiendo, en ese momento único y  gozoso, como el tiempo a ratitos se detiene, nos cautiva o sorprende.

En grupo, y dirigidos por la profesora, resolvemos una acuarela elegida  previamente de común acuerdo. Trabajos sencillos, qué nos van introduciendo progresivamente en un mayor conocimiento y dominio de esta singular y nada fácil, pero atractiva técnica pictórica.

Comenzar a conocerla, es comenzar a desear su puesta en práctica. Por ello te invitamos a que vegas a probar una de nuestras clases sin compromiso.

 

[Total:0    Promedio:0/5]

Pin It on Pinterest

Share This